Alguna otra curiosidad que nos encontramos en el Yonabaru matsuri a parte del Sumo de Okinawa fueron un par de tiendas, las cuales vendian empanadas y churros.