Hace unas semanas la amiga de Ayumi (Kana) que es profesora de ballet, nos invito a ir a verla a un espectáculo que hacían en un teatro de Tokio.
Lo normal aquí en Japón, es que si asistes a algún espectáculo en un teatro de algún amigo tuyo, ya bien sea una obra de teatro, algún concierto o alguna clase de baile (siempre que no sea como profesional) es que le lleves algún regalo a este, y lo mas normal suelen ser reglar flores.
Cuando me contaron esto no me sorprendí demasiado, pero lo mas curioso de esto es que no le das el regalo en persona a tu amigo, si no que en la recepción del teatro hay un mostrador para dejar los regalos con una tarjeta y para quien va dirigido, y los del teatro anotan quien ha dejado cada regalo y mas tarde se los dan a sus correspondientes artistas.

Desde mi punto de vista el ballet no fue una gran maravilla, pero siempre es curioso poder asistir a todos los eventos que te inviten a ir y probar cosas nuevas.

Recepción donde se entregan los regalos.

Kana bailando El Quijote.