El día 7 de julio, es el día de Tanabata, (festividad de las estrellas).
El día del Tanabata es celebrado gracias a una leyenda china que los japoneses adoptaron hace cientos de años. En realidad hay muchas variaciones de la leyenda, pero yo os voy a contar la que me contaron a mi en clase de japones que es la misma que esta en la Wikipedia.

Shokujo (織女) era la hija del señor del Cielo (天帝 ‘Tentei’) que vivía al este de la Vía Láctea (天の河 ‘ama no gawa’) estaba siempre tejiendo ropa. Esta se enamoró y se casó con un pastor, Kengyuu (牽牛), del otro extremo de la vía láctea. Pero Shokujo (織女) descuidó su tarea de tejedora y Tentei (天帝)ordenó que solo se viesen una vez al año, durante la séptima noche del séptimo mes. Esa noche el barquero de la luna lleva a Shokujo (織女) junto a su marido Kengyuu (牽牛). Si Shokujo (織女) no ha terminado sus tareas el señor del Cielo (天帝 ‘Tentei’) hará que llueva y se inunde el río (refiriéndose a la Vía Láctea) por lo que la barca no podrá ir. Si eso ocurre Kasasagi (unas urracas) forman un puente para que pueda cruzar a ver a su marido.

Después de leer esta historia, se puede entender mejor el porque de lo que se suele realizar este día en Japón. Este día, se escribe en papeles de colores los deseos de cada uno junto a su nombre, y se cuelgan de un árbol de bambu. Si ese día no llueve, los deseos se cumpliran, ya que los personajes de la leyenda se habrán podido encontrar y por su felicidad de reencontrarse, le concederan sus deseos a todos los que lo han escrito, en cambio, si ese día llueve, no se le cumplira el deseo a nadie.

Las familias suele comprar una rama de árbol de bambu para colgar sus deseos en casa.

Árbol de bambu colocado en Shibuya, donde la gente colgó sus deseos.