Antes de venir a Japón, leyendo los blogs de otros españoles que ya estaban aquí, veía que todos los españoles decían que habían perdido peso en Japón, yo pensaba – oh, que bien, voy a perder algunos kilitos – , pues nada mas lejos de la realidad, la verdad es que en unos dos meses y medio que llevo en Japón ya he engordado ¡5 kilos!. Pero claro, si vierais como cocina la madre de Ayumi y como reparte los platos a la hora de comer, lo comprenderíais todo. Comparar las hamburguesas de esta foto y veréis el tamaño de mi hamburguesa (encima del póster amarillo) y la de los demás.