Hoy nos hemos levantado pronto para ir hasta la prefectura de Shizuoka para ir a un campo de fresas.
Aquí en Japón se puede ir a un campo de fresas a coger tu mismo las fresas de la planta para comértelas en ese mismo momento. Al campo de fresas que hemos ido nosotros hoy, había que pagar 1500 yenes (unos 10€) para poder estar 30 minutos cogiendo y comiendo tantas fresas como puedas, y además te dan botes pequeños de leche condensada para que las untes con las fresas, ya que aquí en Japón las fresas se suelen comer con leche condensada y no con azúcar.
El precio es bastante caro, ya que en el mismo lugar podías comprar 72 fresas por el mismo precio, pero mas que ir a ahorrar, a lo que se va es a disfrutar cogiendo las fresas por ti mismo y para comértelas recién cogidas.

El campo de fresas estaba bastante bien cuidado y habia fresas por todos lados, así que se podían comer fresas y elegir muchos tamaños distintos.
La verdad es que a los 20 minutos de estar comiendo fresas con leche condensada ya estas super lleno, pero he disfrutado bastante con esta nueva experiencia.

A continuación os dejo como siempre algunas fotos y un vídeo, aunque si queréis ver todas las fotos siempre podéis visitar esta sección.

Vídeo del campo de fresas.

La familia con las fresas.