Hoy os voy a contar los pasos para casarse en Japón un español con una japonesa (o viceversa) y como me fue a mi con el casamiento.

Para casarse un español con una japonesa, la primera ronda de papeleos que hay que hacer es practicamente igual que la de casarse dos españoles en Japón, es decir, hay entregar los certificados de nacimiento, los certificados de residencia de los dos últimos años de ambos en la embajada Española, a diferencia, que en este caso como los documentos de uno de los dos sera en japonés, hay que entregar una copia traducida al español de dichos documentos. Todo esto se hace para que la embajada certifique que no hay ningún problema en que estas dos personas se casen, ya que el gobierno japones no sabe si la persona de nacionalidad española esta casada en España o es divorciado etc, por lo tanto todos los tramites estos en la embajada se hacen para que la embajada expida un papel en español y en japonés donde dice que estas dos personas son aptas para casarse. Antes de que te den este papel hay que llevar un testigo a la embajada para que verifique que es una boda por mutuo acuerdo y una entrevista por separado con el encargado del registro civil y los dos contrayentes para verificar que es una boda sin segundas intenciones.

Una vez se tiene este documento expedido por la embajada española, hay que ir a un ayuntamiento para casarse realmente. En el ayuntamiento hay que entregar el papel expedido por la embajada española, entregar los pasaportes y tarjetas de residencia y rellenar unos formularios, en los que hay un apartado donde tienen que firmar dos familiares o amigos intimos corroborando el casamiento. Aquí llego el primer problema a la hora de casarme. Unos días antes de casarme, Ayumi llamo al ayuntamiento preguntado por lo que hacia falta llevar para casarnos y le dijeron que podíamos ir solos a casarnos sin testigos, así que cuando fuimos al ayuntamiento solo venia con nosotros la madre de Ayumi porque el padre estaba trabajando, así que no teníamos el segundo testigo que nos hacia falta. Nos toco llamar a una tía de Ayumi e ir con el formulario hasta un sitio cercano de su casa para que rellenara las hojas y volverlas a entregar.
Otro pequeño percance que tuvimos es que en Japón, la mujer cuando se casa pierde su apellido y se cambia por el del marido (aunque tiene la opción de quedarse con su apellido, pero es un caso que se da pocas veces). Como yo tengo dos apellidos, solo queríamos ponerle uno de mis dos apellidos, porque una japonesa con dos apellidos queda un poco raro, pero nos dijeron que no, que si se cambiaba los apellidos tenia que ponerse mis dos apellidos, y que la única forma de coger uno solo es hablando con un abogado y que este firme un papel como que no hay problema para que se cambie el nombre con un solo apellido.
En un principio pensamos en hablar con el abogado para ponerle solo un apellido, así que en el formulario donde hay que elegir nombre lo dejamos en blanco y Ayumi sigue teniendo si propio apellido, pero si queremos cambiarlo tiene que ser antes de 6 meses despues de la boda, aunque ahora pensándolo mejor vamos a ir a que se ponga mis dos apellidos, porque si no luego si algún día tenemos hijos habrá otra vez problemas con el tema de los apellidos, y quedara raro que en una familia japonesa cada uno tenga unos apellidos en vez de tener todos los del padre.

Por ultimo, el ultimo problema que tuvimos es que cuando se escriben en japones los nombres se escriben tal y como se pronuncian, y el papel que realizo la embajada española me pusieron que mi nombre se pronunciaba “Alen”, pero mi nombre se pronuncia “Alan”, así que cuando vieron que el nombre que había escrito yo en el formulario y el nombre que aparecía en la hoja de la embajada no coincidían me volvieron a llamar para que diera una explicación, y después de explicarlo me hicieron firmar en un papel como que aceptaba que me pusieran Alan y no Alen como había escrito la embajada española.

Por ultimo, te vuelven a decir que esperes, hasta que te llaman y te dicen – Son 3000 yenes -, los pagas y te dan un papel en el que dice que te has casado, y al cabo de una semana te mandan otra hoja en la que dice que has creado una nueva familia.
Con estos dos papeles y traducidos al español y con un formulario que hay que rellenar, hay que volver a ir a la embajada española para que te declaren como casado en España y te creen el libro de familia.

boda

Después de todo un día de papeleos, nos fuimos a casa a cambiarnos los anillos, fuimos a hacernos unas cuantas fotos en una Purikura, a jugar un poco al Taiko y cuando volvimos a casa la hermana de Ayumi había preparado unas galletas para regalarnos, y la madre de Ayumi compro una tarta para celebrar la boda.

purikurapurikura

Fotos en la Purikura.