Como ya sabéis, desde hace ya unas cuantas semanas estoy intentando acabar todos los papeleos que conlleva vivir en Japón. Para que no hayan sorpresas, hace unos días llamamos al banco para preguntar que era necesario para abrir una cuenta bancaria, con lo que nos contestaron que hacia falta el visado, la identificación de residente en Japón y mi cuño para firmar.

Aquí en Japón no se firma como estamos acostumbrados a firmar en Europa, haciendo un garabato que nos hemos inventado y que llevamos usando toda la vida, en Japón se usa un cuño con tu apellido, por lo tanto tienes que ir a que te hagan el cuño con tu apellido para que lo puedas usar para firmar papeles importantes como puede ser: abrir una cuenta bancaria, sacar dinero, firmar los papeles de la universidad, firmar el currículo etc.

Los cuños tienen un precio muy diverso, desde los 15€ hasta precios inimaginables, dependiendo de la calidad del material en el que están hechos, madera, hueso, marfil etc.

En la siguiente foto podéis ver el cuño de madera en una mano y la marca del cuño en el papel y en mi frente. En este cuño pone GARCÍA escrito en Katakana.