El fin de semana pasada me paso una cosa que es digna de comentar.

En  Japón hay una empresa de televisión llamanda NHK (Corporación emisora de Japón) que es una emisora publica de televisión y radio y se puede decir que es la mas o una de las mas grandes compañias de TV de Japón, ya que esta plenamente apoyada por el gobierno. Este canal de televisión normalmente hace programas mas culturales que otra cosa, programas para estudiar idiomas, documentales y sobre todo noticias.
El caso es que ya había escuchado anteriormente que los de NHK pasan a cobrar por las casas por sus servicios, pero el caso es que en realidad NHK es una emisora publica como su nombre indica, pues bien, el fin de semana pasada llego un hombre de NHK a decirnos que desde que nos habíamos mudado aun no habían pasado por nuestra casa, así que debíamos unos 7500 yenes ya que cobran unos 2500 yenes cada dos meses. Yo le dije que yo no había solicitado ese canal y que además ese canal no lo miro, pero el tío me hablaba como si tuviera que pagar de todas maneras sacandome el papel con la factura pidiendome que lo firmara. El tío me dijo que debía pagarlo porque hay gente que lo usa mucho y otros poco, pero que ponen un precio de media para todos igual.
Después de estar un buen rato discutiendo con el tio porque yo le dije que no iba a pagar por un servicio que no habia solicitado salio Ayumi ha hablar con el y le soltó el mismo rollo que a mi, que NHK es una cadena que hace programas culturas y no comerciales, que NHK es un servicio para todos, que ellos hacen programas para gente sorda etc y que eso se tiene que pagar entre todos etc. Yo le dije que me parece perfecto todo pero que yo no usaba el canal, así que si quería que cortase la señal del canal en mi casa. El tío seguía con sus historias de que eso no se puede hacer y que tenemos que pagar todos una media.
Cuando ya estaba hasta el gorro del tio de NHK le pregunte que pasaba si me negaba a pagar por completo, a los que el tío nos soltó un rollo que venia a decir que legalmente no hay ninguna ley que nos obligue a pagar, así que si no pagábamos no podían hacer nada. Tras escuchar eso, le dije que ya había acabado la conversión y que no le iba a pagar, a lo que el tío se puso a pedir por favor por favor que pagáramos hasta que por fin se dio por vencido y se fue.

Si pasan por vuestra casa los de NHK, aunque parece que haya que pagar obligatoriamente, no caigáis en la trampa y no pagues a no ser que os apetezca pagar.