Como ya os comentaba en el post anterior, después de la fiesta de la escuela, muchos de nuestra clase y dos aprendices de profesor nos fuimos de fiesta a la japonesa. Fuimos a un “Izakaya” de estos que ya os he comentado tantas veces donde ademas de comer, se puede beber todo lo que se quiera durante dos horas. Siempre suelo salir de fiesta con los coreanos, así que esta era la primera vez que salia con casi todos los chinos a beber, ya que normalmente lo chinos se quejan de que no tienen dinero.
Como en todas las fiestas, hubo un coreano que se paso bebiendo y antes de las dos horas ya se había quedado durmiendo.
Cuando se acabaron las dos horas, nos llamaron los profesores de verdad desde la escuela, que los pobres se habían quedado limpiando hasta las tantas, nos dijeron de venirse con nosotros, así que después de un izakaya nos fuimos a otro izakaya con tres profesores mas a seguir bebiendo.
Y como toda fiesta a la japonesa, a las 12 de la noche todos a coger el ultimo tren para poder volver a casa. Es increíble ver lo lleno que están los trenes a esas horas y ver los pasillos de las estaciones, todos llenos de gente, pero todos borrachos, así que mas bien parece un pasillo lleno de “zombies”.

Las primeras copas.

A la izquierda una aprendiz de profesor, tres compañeros chinos de clase en el medio y a la derecha yo.

video bebiendo.

Lo que pasa después de beber demasiado.