Desde ya hace un tiempo veo que muchos de los lectores de este blog se preguntan en los comentarios porque ya no escribo sobre Ayumi o pongo fotos suyas. El post de hoy contesta a todas estas preguntas.

Desde el pasado 9 de agosto, después de dos años de matrimonio, Ayumi y yo estamos legalmente divorciados por mutuo acuerdo. Esto lo puedo explicar en otro post, pero en Japón hay muchos tipos de divorcios, los cuales pueden llevar años en tramitarse pero el mas rápido y simple es el de mutuo acuerdo, el cual se puede realizar en un solo día con la firma de los afectados en el ayuntamiento.

Ayumi y yo decidimos separarnos, asi que vendimos nuestro piso en Saitama y nos dividimos todas nuestras posesiones y dinero.
Después de esto Ayumi se fue a vivir al piso de una amiga nuestra muy cerca de Roppongi y yo estoy viviendo en un apartamento alquilado cerca de Shibuya.
Las razones… Pues diferencias entre parejas como pueden surgir en cualquier otra pareja, así que por respeto a ella no voy a dar detalles en que es lo que me gustaba y no me gustaba de ella.

Ahora estoy viviendo una nueva etapa de mi vida, la cual no tiene que ser ni mejor ni peor que la que he vivido en los últimos dos/tres años, simplemente diferente.