El fin de semana pasado lo pase en Seul (Korea) celebrando el año nuevo Chino.

En un principio quería visitar HongKong, Las islas filipinas o Tailandia, así que sin tener ni idea del año nuevo chino y aprovechando que el pasado jueves fue fiesta en Japón me cogí el viernes día libre en el trabajo para tener cuatro dias para viajar. El 5 de enero empece a buscar vuelos a las países mencionados anteriormente y cual fue mi sopresa que en las fechas que yo quería ir los precios de los vuelos estaban extremadamente caros. Después me entere de que era por la celebración del año nuevo chino y que toda Asia estaba carisima para viajar.
Cuando ya me pensaba que no iba a poder viajar a ningún lado en esas fechas encontre una oferta muy buena en HIS pero algo rara.
Lo raro de esta oferta es que a pesar de ser muy barata, el vuelo a Korea salia desde Tokyo el sábado a las 5.00am y volvía a las 2.00am del Lunes, llegando a Tokyo a las 4.00am. Como podéis ver los vuelos son por la noche, por lo que tienes dos días completos para ver Seul. Lo único malo es que entre el transporte hasta el aeropuerto, check-in, vuelo e ir al hotel o a casa no duermes nada esas dos noches de ida y vuelta.

Korea nunca ha estado en mi lista de países en los que quiero visitar ya que no puedo comer apenas nada picante y alli casi todo es rojo y picante, pero viendo que el precio del viaje era 38000yenes con hotel y autobus hasta el hotel incluido y que no podía ir a ningún otro sitio pues decidí ir a Korea.

En Seul me lo pase genial, me dio la sensacion de que me dio tiempo a visitar muchos sitios y además comi un montón, comí tanto que en un par de restaurantes me preguntaron que si estaba seguro de pedir todo lo que había pedido, pero es que con lo barato que esta todo en Seul y las ganas de probarlo todo que tenia no me podía resistir.


Algunas de las cosas que me sorprendieron de Seul un poco resumidas son:

1- Esta todo baratisimo comparado con Tokyo.
2- Efectivamente la comida esta casi toda super picante. Hay que saber pedir bien para elegir algo no picante.
3- La carne de los yakiniku de Seul no tiene nada que ver con los restaurantes de Tokyo. La carne de Seul esta buenisima.
4- Los Coreanos hablan igual o menos ingles que los japoneses. Solo conseguí comunicarme en ingles en el aeropuerto.
5- En la gran mayoría de las tiendas de Seul hay alguien que habla Japones. Esto me sorprendió muchisimo. Me atendieron en Japones en los conbini, en un restaurante de yakiniku perdido entre callejuelas y en un monton de tiendas en el centro de la ciudad.
6- El metro de Seul es super fácil de usar y esta todo muy bien indicado. Hay que ser muy “cazurro” para no saber hacer los cambios de linea bien.
7- En el metro de Seul la gente habla con el móvil sin problemas (en Japón no esta bien visto) y pasan un montón de vendedores ambulantes por dentro de los vagones haciendo discursos con un micro y un altavoz intentando vender de todo.
8- Sabia que en Japón triunfan los occidentales, por lo que a las japonesas les parezco guapo, pero nunca me imaginaba que en dos días en Seul me iban a decir tantas veces que era guapo.
9- No tenia ni idea de que en Seul hacia tanto frió. Había nieve por todos lados y los lagos estaban literalmente congelados!
10- Muchas Coreanas van con zapatillas deportivas. En Tokyo es bastante raro ver a las chicas con algo que no sea con tacón.

En estos dos días me dio tiempo de visitar: Paldalmun, Hwaseong Haenggung y la muralla en Suwon, la N Seoul Tower, Gyeongbokgung, el barrio antiguo, Changdeokgung, Jongmyo y Myeongdong y solo me gaste en Seul 15000 yenes con todo incluido; comilonas, transporte, visitas turísticas etc.

Sin duda volveré a Seul a disfrutar de la comida y hacer alguna visita mas a los puntos turísticos que no visite, pero a la próxima quiero dedicarme mas a la ciudad y a salir de fiesta por Seul, ya que esta vez no pude salir de fiesta por no estar 3 días seguidos sin dormir. Ya me costo bastante mantenerme despierto el lunes en el trabajo, ya que del aeropuerto me fui a pegarme una ducha y a las 9.00am ya estaba en la oficina.