Hace dos fines de semana trajeron el mueble de la cocina que faltaba, y este pasado domingo por fin acabaron de hacer las cortinas, así que el domingo pasado se dio por terminado el traslado, y para celebrarlo hicimos una fiesta de inauguración del piso con mis amigos.
La fiesta fue bastante tranquilita, beber algunas cervezas, hacer un poco de yakisoba, tamagoyaki y oobamaki para cenar y sobre todo reinos de los programas que hacían en la TV. Para finalizar, como toda fiesta de inauguración acabamos todos jugando a la Wii.