Después de estar mas de tres años sin montar a caballo, por fin he vuelto a montar otra vez aquí en Saitama.

Como algunos de vosotros sabréis en España tenia un caballo y salía montar bastante a menudo, incluso durante un tiempo estuve dando clases para niños.

Esta semana, aprovechando que era la “Silver Week” y que tenia unos cuantos días de vacaciones, decidí ir a montar a caballo de nuevo. Tengo algunas amigas que siempre me han dicho que les gustaría subir a caballo aunque sea una vez, así que como sabia que en el zoo de Toubu-doubutsu-kouen hay una hípica, decidí llevarlas a montar a caballo. Las clases que se pueden tomar sin ser socio del club son clases para gente que es la primera vez que monta, así que a sabiendas de que yo por supuesto no tenia que aprender nada nuevo, decidí montar a caballo también, simplemente para recordar lo que se siente cuando se monta a caballo.
A mis amigas les encanto la experiencia y por supuesto el resumen del día acabo como diciendo: “Los caballos son muy Kawaii“.

Después de asistir a la clase, intentaron convencernos para que nos hiciéramos socios del club y así poder ir tomando clases mas avanzadas y poder montar cuando musiéramos son tener que llamar con antelación, pero el sistema para era bastante diferente al de España.
Para ser socio de este club de equitacion (Crane) hay que pagar una tasa inicial de 160000 yenes mas una tasa mensual de 15000 yenes mas 2100 yenes por cada vez que se use un caballo de Crane. Los precios aun son mas caros si en vez de ser en este Crane de Saitama, son en algún otro club Crane que hay en Tokyo.
Los precios para dar una simple clase de principiante sin ser socio es de 2500 yenes por 30 minutos, pero la clase siempre es igual, por lo que si vas muchas veces a dar clases sin ser socio siempre asistirias a la misma clase sin subir el nivel.