En estos últimos siete días ha llovido casi todos los días una lluvia no demasiado intensa pero constante, esto me ha hecho ver una cara de Japón que aun no había conocido.
Cuando empieza a llover, en los centros comerciales suena una musiquita para que todos los establecimientos de dentro del centro comercial cambien, si usan, las bolsas de papel / cartón por bolsas de plástico. También podemos encontrar a la puesta de los centros comerciales una caja con multitud de fundas para paraguas, para que cuando llegue el cliente con el paraguas mojado simplemente meta el paraguas en la funda y no se moje nada. Ademas, en algunos sitios que no esta permitido entrar con paraguas como pueden ser los museos, tienen en la puerta, una multitud de maquinas para dejar los paraguas a salvo, como si de casilleros se tratase, solo hay que meter el paraguas en un candado, meter 100 yenes y cerrar el candado, los 100 yenes te serán devueltos al abrir el candado.

¿Habéis visto esto en algún otro lugar?

Taquilla para paraguas.

Fundas para guardar el paraguas.