Hoy me he despertado con la parte cerca de las glandulas salivales (debajo de las orejas) inflamadas. Tras estar unos minutos desayunando y con algunas dificultades para abrir la boca nos hemos dado cuenta que el hinchazon había aumentado considerablemente, así que nos hemos ido al hospital.

Tras llegar al hospital y pedir numero, la chica de recepcion ha hecho salir a una doctora enseguida, la cual me ha mirado en la misma recepción y me ha dicho que posiblemente sean paperas (Otafuku en japonés), así que he ha hecho pasar en una sala completamente solo para esperar, en lugar de esperar en la misma sala que todo el mundo.

Tras media hora de espepera me han llamado a la consulta, en la cual me ha atendido otro doctor. Tras mirarme, me ha dicho que parecían paperas, pero que normalmente el hinchazon se realiza mas hacia atrás, exactamente en las glandulas salivales. Yo le he dicho al doctor que cuando era pequeño ya pase las paperas, por lo cual no creía que fueran paperas, ya que las paperas supuestamente solo se pasan una vez. El doctor me ha dicho que hay algunos casos en que si de pequeño las paperas se han pasado sin demasiado dolor y el hinchazon fue pequeño, hay posibilidades de que de mayor vuelvan a salir (en mi caso, de pequeño no se me hincho apenas nada).
También se ha extrañado un poco que esta semana nunca hubiera pasado fiebre y hoy tampoco tenia fiebre, ya que me ha dicho que normalmente cuando uno coge paperas se tiene un poco de fiebre y que si hoy o mañana me sube la fiebre, casi seguro que sean paperas y que ya se las haya pegado a Ayumi.
Como habían algunas cosas que le cuadraban y otras que no, me ha dicho que me fuera otra vez a la habitación solo y que me llamarían para sacarme sangre y mirarme seguro lo que tenia.

Después de pocos minutos esperando, en vez de llamarme para sacarme sangre, ha venido una enfermera con un carrito con todos los utensilios para sacarme sangre y me ha sacado sangre en la misma sala de espera. Después de eso ha venido otra enfermera a la sala de espera a darme la factura de 2600 yenes por la consulta del doctor.
Ante la posibilidad de que tuviera paperas y que pudiera contagiar a gente en el hospital, me han mantenido lo maximo posible distante de las demás personas del hospital.

Cuando he ido a la farmacia a comprar las medicinas que me había indicado el doctor, la farmaceutica me ha indicado que me sacarían las medicinas enseguida, pero que me tenia que esperar en un cuanto que tenían a posta para personas que tienen posibilidad de contagiar a los demás, una habitación diminuta en la que ponía “Clean room”.
Al cabo de unos minutos ha venido la farmaceutica a esa misma habitación y me ha explicado todo lo de las medicinas.

Sin duda una nueva anécdota, no sabia que en Japón se tomaran tan enserio el tema de los contagios. Ahora solo me queda esperar por los análisis de sangre.

Aquí un par de fotos que he sacado hoy con el móvil:

Clean room en la farmacia.