El sábado pasado prepare comida española para los amigos de Ayumi que ya os había comentado anteriormente. El menú fue paella valenciana, tortilla de patata y unas patatas con ali-oli.
Cuando llegaron los amigos de Ayumi a casa se impresionaron porque todo lo que había para comer lo había cocinado yo, se extrañaron no porque fuera yo si no porque soy un chico y les impresiono bastante. Cuando probaron la tortilla de patata también se impresionaron por el mismo motivo, se esperaban que una comida hecha por un chico no estaría muy buena, sin embargo se llevaron una sorpresa y la tortilla de patata les encanto, al igual que la paella. Lo que parece que no les hacia demasiada gracia o que se empacharon con la paella y la tortilla de patata fueron las patatas con ajo-aceite, las cuales apenas ni las probaron.
Al niño de los amigos de Ayumi parece que lo que mas le gusto fue la tortilla de patata.

A la próxima voy a probar ha hacer una fidegua, a ver como me sale.