Hoy he vuelto de mis mini vacaciones por Shanghai.

El pasado viernes noche, Ayumi y yo cogimos un vuelo destino Shanghai para pasar 3 días y 4 noches allí.

Ya hacia tiempo que quería hacer algo de turismo por otros ciudades asiáticas, y estaba dudando entre ir a Hongkong o Shanghai, pero mientras yo pensaba en esto, uno de mis compañeros de trabajo fue mandado a un proyecto en Shanghai durante tres meses. Después de esto otro de mis compañeros de trabajo chino, decidió dejar su trabajo en Tokyo y volver a China, a un pueble a tan solo 3 horas de Shanghai. Estos detalles fueron los que me hizo inclinarme por unas mini vacaciosnes en Shanghai.

Mi compañero de trabajo nos ofreció quedarnos en su piso durante estos días, ya que así no nos hacia falta pagar el hotel, pero esto acabo con una situación bastante anecdótica.

Comparando precios de vuelos etc, resulta que HIS es una de las agencias de viajes mas baratas en Japón. Al principio yo solo preguntaba por vuelos sin hotel, pero luego me di cuenta de que HIS también tiene tours organizados donde el hotel va incluido, y resulto que el tour de 4 días y 3 noches a Shanghai me salia por 33200 yenes (unos 245€) mientras que solo el billete de avión salia por 33500 yenes. ¡Salia mas barato comprar el pack con el hotel y el vuelo que comprar solo el billete de avión!.

Resulta que HIS reserva muchisimos vuelos y muchisimas habitaciones de hotel con mucha antelación, lo que hace que puedan conseguir unos precios realmente competentes.

En nuestros caso, como cogimos el plan mas barato que tenia HIS que incluía vuelo de ida y vuelta a Shanghai, autobús del aeropuerto al hotel, hotel durante 4 noches y dos desayunos, no podíamos ni elegir la compañía aérea ni el hotel donde queríamos quedarnos y te dicen donde esta el hotel y en que compañía aérea en la que vuelas, a pocos días de la fecha de salida (otros planes no tan baratos si que se puede elegir). Esto hace que HIS pueda dar a los clientes que eligen el plan mas barato los asientos de avión que se les han quedado sin vender y las habitaciones de hotel que les sobran. Esto en nuestro caso no nos importaba demasiado, porque ya sabíamos que a una mala si el hotel no era de nuestro agrado siempre podiamos ir a casa de mi compañero.
Para nuestra sorpresa la compañía aérea con la que nos toco fué JAL en un boing 767 en el cual el vuelo incluia una comida, algo que no nos esperábamos para un vuelo de menos de 3 horas. Otra cosa que tampoco nos esperábamos era que el hotel era bastante decente, un “business hotel” normalito con desayuno de bufet libre incluido.

Esta semana os ire contando mas cosas sobre el viaje.