De Madrid a Vila-real! Esto si que fue lo mejor del viaje! Encontrarme con todos mis amigos de nuevo y poder ver a la familia de nuevo después de dos años y medio sin ir a España es algo que no tiene precio.

Mis amigos se portaron súper bien y cada día organizaron una actividad distinta para hacer paellas, hacer torradas de carne o ir a los restaurantes a cenar. Entre eso y que eran las fiestas de Vila-real pues me pase los 10 días que estuve allí con mis amigos para arriba y para abajo. Entro esto e intentar visitar a tantos familiares y conocidos como me fue posible me tuvo súper ocupado todo el tiempo.

Un par de días antes de salir de Tokyo les envié un mensaje a unos cuantos amigos para ir a cenar con ellos el mismo día que llegaba a Vila-real. Voy a la cena y…¡Toma, 30 personas en la cena! Esto hace que te des cuenta que la gente se sigue acordando de uno.

Todo esto tuvo un precio, y es que en los 10 días que estuve en España engorde 4,4 kg.

Con mis amigos en las fiestas de Vila-real

Haciendo paelllas