Ya había escrito anteriormente sobre mi viaje de siete días por Kobe, Kyoto y Osaka.
Kyoto fue la ciudad que mas me gusto de las tres. En Kyoto podemos encontrar cientos de templos y “capillas”. Nosotros le diríamos a todos templos, pero en realidad lo que los japoneses llaman templos son los templos budistas y las “capillas” son las de sintoístas.
Como podéis imaginar no se pueden ver todos los templos en un par de días, así que decidimos visitar solo los templos que las revistas consideraban mas importantes.

Este es el Templo Dorado. El templo mas famoso de Kyoto y que no os podéis perder si visitáis Kyoto.

Este es el Templo de Plata. Ya, ya se que no se ve la plata en ningún lado. Resulta que el creador de este templo quería tener la misma fama que el Templo Dorado y decidió hacer uno de plata, pero a la hora de ponerle la plata se dio cuenta de que ya se había gastado todo el dinero en hacer el templo como para poder ponerle plata.

Este es el Templo Kiyomizudera, situado en la montaña y rodeado de pequeños templos.

La entrada a Kiyomizudera.

Los templos de alrededor de Kiyomizudera.

Fuente en Kiyomizudera.Dicen que el que bebe de esta fuente tiene buena suerte. Dependiendo del chorro del que bebas tendrás buena suerte en la salud, en los estudios o en el amor.
El agua hay que cogerla con unos palos muy largos con un baso en la punta y cogerla directamente del chorro que cae.

Esto es el interior del templo , concretamente el Jardín de piedras. Dicen que cuando te sitúas enfrente de el notas una completa tranquilidad en el ambiente.

Templo de Touji. En el se pueden ver muchas esculturas de budas y guerreros, pero no dejaban hacer fotos.

Capilla de Heianjinguu.

Torreo de Kyoto.