Ultimamente estoy pensando mucho sobre el “intentar” volver a Tokio. Digo “intentar” porque no no he puesto a buscar trabajos a la desesperada para volver a Tokio aunque sin estar buscando si que me han llegado unas cuantas ofertas de recruiters para hacer entrevistas pero de momento ninguna posición era mi trabajo ideal ni las condiciones salariales eran mejores que las de ahora.
De hecho, me llego un email directamente de Microsoft para hacer una entrevista con ellos, pero entre que no era el puesto en el que mas me gustaría estar y entre todo lo que pasa por mi cabeza ultimamente decidi rechazar el puesto.

Las cosas que pasan ultimamente por mi cabeza son:

1- Muchas cosas por ver. Aun no he visto ni la mitad de las cosas que hay que ver en Okinawa. Aun me quedan muchas islas por visitar y muchas ciudades a las que aun no he ido. De verdad me quiero volver a Tokio sin haber conocido todo Okinawa teniendo la oportunidad de conocer la isla mientras trabajo?

2- El transporte. En Tokio viviendo bastante cerca del centro como vivía entre andar hasta la estación, esperar el tren, y andar otra vez de la estación mas cercana de mi oficina a la oficina tardaba facilmente 50 minutos.
Ahora desde la puerta de mi casa hasta la oficina tardo exactamente 8 minutos en moto y me gasto en gasolina 800 yenes al mes, cuando en Tokio esto es lo que me cuesta el tren de ir y volver a la oficina cada día.
Esto hace que tenga todos los días casi 2 horas mas para mi.

3- El tiempo! Este mes cuando fui a Tokyo me estaba congelando! Ahora mismo veo que en Tokio están a 9C y en Okinawa estamos a 23C. Clima sub-tropical y playa 7 meses al año.

4- La oficina. Es conocido que en las islas pequeñas la vida es como mas relajada pero es que incluso en nuestra oficina de Okinawa se nota. La gente en esta oficina es como mas amigable y la gente se pasa la mitad del tiempo haciendo descansos y hablando al sol. Algo que influye bastante en esto es que en Tokio trabajaba en la oficina central de Japón, por lo que todos los jefazos andan en la oficina. En okinawa solo hay un jefazo el cual no es jefe ni de la mitad de la gente que hay aquí, por nuestros jefes están en Tokio.

5- La condiciones de mi actual empresa son bastante buenas, tenemos mucha libertad y podemos tomarnos bastantes días libre, aunque por otra parte hay cierta inseguridad porque van cortando cada vez a mas y mas gente.

6- El piso! No es que sea algo muy importante y es algo a lo que ya me había hecho la idea en Tokio pero es que a lo bueno se acomoda uno muy pronto. Mi piso de Tokio era de 33m2, el de ahora de Okinawa de unos 80m2.

Por supuesto en Tokio es donde tengo a todos los amigos a los que hecho muchisimo de menos y en Tokio hay mil cosas mas que hacer todos los días de lo que se puede hacer en Okinawa. En Okinawa hay veces que me aburro.

Por todas esas razones, teniendo alguna oferta de trabajo con el mismo salario que ahora o inferior teniendo en cuenta los gastos que lleva el volver a mudarse a Tokio me cuesta mucho intentar irme de aquí.

La situación idea para mi seria que mi empresa decidiera que debo de volver a Tokio, así no tendría yo la responsabilidad de decidir y lamentarme de lo que dejo atrás y podría seguir con bastante libertad como hasta ahora.

Espera… en realidad la situación ideal para mi seria mover a todos mis amigos a Okinawa! Aunque para no pedir tanto me conformaría con mover a la “Tokio family”!