Seguramente muchos habréis oído hablar de los Yakuza. Los Yakuza son la mafia mas grande de Japón y una de las mas grandes del mundo. Se dividen en clanes al mas estilo de las películas de ciencia ficción, por lo que no todos los Yakuza trabajan para el mismo jefe, a pesar de ser todos Yakuza.
También es tradición que las generaciones de Yakuzas sean casi siempre miembros de las mismas familias, ya que el hijo de un Yakuza se suele hacer Yakuza inmediatamente. Todo el mundo sabe que los Yakuza existen en Japón, o incluso se pueden diferenciar sin mucha dificultad entre la gente, pero estos son casi impones ante la policía, ya que ellos lo controlan casi todo, desde las casas de apuestas, lugares relacionados con el sexo, discotecas, drogas o incluso la policía.

Los Yakuza se pueden diferenciar fácilmente porque tienen el cuerpo totalmente tatuado con tatuajes tradicionales japoneses. Por este motivo es por el que en los SPA no se permite entrar a nadie con muchos tatuajes, para que la gente no se asuste y se marche.
También se pueden diferenciar por ver que les falte algún dedo, ya que si un Yakuza comete una falta grave para el clan o se quiere marchar del grupo, debe de pagarle al clan cortándose un dedo y entregárselo al jefe del clan.
Otra cosa por lo que se puede diferenciar por donde estas es porque en Japón tener los cristales delanteros del coche de la parte del piloto y copiloto teñidos es ilegal, pero los Yakuzas van con coches negros con todos los cristales teñidos.

La gente que viene a Japón suele preguntar – ¿Y si saben quien es un Yakuza porque no lo encierran? -. Pues unos de los motivos es porque hay cientos de miles de Yakuzas, y se saben que algunos crímenes han sido producidos por Yakuzas, ¿Pero porque Yakuza de todos? sin pruebas no pueden encerar a ninguno, y como ya he dicho anteriormente los Yakuzas también controlan bastante a la policía. De hecho, a excepciones de grupos de Yakuza demasiado jóvenes que se creen que son pandilleros en vez de mafiosos, los Yakuza no se suelen meter con la gente de a pie, y cuando hay delitos menores y hay Yakuzas cerca suelen ser ellos los que cogen al delincuente y le dan un escarmiento. Ademas en la mayoría de clubs o discotecas es normal ver a Yakuzas que se encargan de ofrecer protección al local a cambio de una cantidad de dinero que no se negocia. Es algo así como – vamos a venir a este local a ofrecerte seguridad y a cambio nos vas a pagar tanto quieras o no quieras -, así que cuando hay peleas en estos lugares muchas veces son los propios Yakuza los que intervienen, y como podréis imaginar un par de Yakuzas cogiendo a alguien imponen mas que el guardia de seguridad de turno.

En la discoteca donde suele ir yo, un día me pararon un grupo de cinco chicos japoneses y me dijeron en ingles – Welcome to Japón – y me estrecharon la mano y me dijeron cuatro tonterías de cachondeo, luego vi a uno de ellos que se subía a bailar a la barra donde solo dejan bailar a las chicas y se quito la camiseta y estaba totalmente tatuado.
A la semana siguiente los volví a ver en un pequeña zona acordonada que hay guardada para la gente VIP justo al aldo de la barra y todos con la camiseta de la discoteca. Allí tienen su espacio para estar sentados y charlar lo que quieran, y de vez en cuando se suben a la barra o se pasean por la discoteca y hacen un poco el espectáculo. Incluso esa misma noche vi como a las 4  de la mañana les sacaron una tele plana en esa parte de la barra y se pusieron a jugar a la PlayStation.

3 Yakuzas justo delante de la comisaría de policía. Foto de Mattinjapan.