El día 27 del pasado diciembre me llego una carta de la embajada española que decía:

Estimado Sr/Sr.,

Tengo el placer de informarle que el Presidente del Gobierno español, Don José Luis Rodríguez Zapatero, visitara Japón a mediados del próximo mes de enero, invitado por el Primer Ministro, Sr. Shinzo Abe.

Entre las actividades para la visita, ha sido deseo del Presidente la inclusión de un encuentro con los españoles residentes en este país, que se celebrará, de no mediar causa mayor, el día 16 de enero, a las 16.30 horas, en mi Residencia y al que Ud. y su familia están muy cordialmente invitados.

Con el fin de facilitar tanto la preparación del evento como su adecuado desarrollo, le agradecería que leyera la información que le hago llegar en la hoja adjunta.

Confiando en verles pronto, les deseo a Ud. y a su familia un muy feliz comienzo de año.

El embajador de España: Miguel Angel Carriedo.

En la hoja adjunta se añadia una hoja para enviar la confirmación de la asistencia antes del día 10 de enero, a la que se invitaba a todos mis familiares en caso de ser españoles, y a un único acompañante en caso de no ser español.

Yo envié la hoja de asistencia para asistir con Ayumi al acto, pero a los pocos días me llamaron por telefono para decirme que el Presidente español no podía acudir a Japón por causas mayores, y que por lo tanto se cancelaba el acto de reunión.
¿Se habrá cancelado la visita a Japón por el tema de ETA de estos días?