El Verano en Japón es de lo más sofocante y húmedo y algunos gatos parece haber encontrado la solución idónea.

Muchos tenderos en Japón poseen gatos entre otras cosas por que son un símbolo de la buena suerte, por lo que no es extraño ver a estos felinos domésticos en tiendas intentando refrescarse de una forma bastante original.

Muchos de ellos han optado por posarse sobre las tapas de los congeladores para aprovechar el frió que se imana desde dentro. De esta forma adoptan posturas de lo más cómicas para sobrellevar el caluroso verano Japonés. Os dejo con una colección de estas simpáticas posturas.

JaponPop

JaponPop