El de hoy puede ser otro de los post polémicos que ultimamente hemos tenido por aquí.

Hace ya bastante tiempo, leí un post de Martin Varsavsky sobre la inmigración en Japón, España y USA, la cual lo explica muy bien ya que Martin es un gran empresario el cual sabe sobre lo difícil y lo difícil que es contratar a gente en estos países.

Como muchos de vosotros sabréis, en Japón el conseguir un visado de trabajo es algo bastante complicado, ya que su política es el de simplemente aceptar inmigrantes profesionales altamente cualificados. Esto lo que quiere decir es que no admiten a gente que dice “iré a Japón y buscare un trabajo de lo que sea”. Para esto tienen una leyes las cuales son un tanto estrictas a la hora de conceder visados.

Sin hablar muy en detalle sobre los visados de trabajo, y hablando muy por encima, podría decir que supuestamente sin una carrera universitaria, 10 años de experiencia o equivalentes no se puede conseguir un visado de trabajo. Además de esto, por supuesto los títulos académicos tienen que estar relacionado con el puesto de trabajo el cual quieres realizar, lo que significa que no puedes ser ingeniero aeronáutico y trabajar de cajero en un super.

Que es lo que supuestamente pretende el gobierno japones con esto? Pues bueno, lo que quieren es que los extranjeros que vengan al Japón aporte realmente algo a este país, y por eso piden profesionales para trabajar como mano de obra altamente cualificada. Con esto también se aseguran que en caso de crisis o en caso de estar realmente desesperado por encontrar cualquier trabajo, los japoneses siempre pueden encontrar cualquier trabajo que no se necesite grandes conocimientos, por lo cual Japón es sumamente conocido por tener muchos trabajos absurdos que permite que cualquier japones que quiera un trabajo lo pueda conseguir.

Todo esto por supuesto tiene sus pros y contras para los extranjeros. Por una lado, gracias a que solo admiten trabajadores altamente cualificados, también reconocen que para tener un visado de trabajo no deben de cobrar menos que un Japones, por lo que aseguran que si trabajas en Japón con este visado tengas un salario decente y evitar que ante la alta competencia por un puesto de trabajo simplemente le den el puesto al que acepte cobrar menos.
Como contra, por supuesto esta el que en un momento en el que te quedes sin trabajo en Japón y quieras aceptar cualquier otro trabajo para tener algo de ingresos mientras buscas tu trabajo ideal no puedas hacerlo.

En el caso totalmente opuesto de Japón tenemos el de España, donde parece ser que el llegar como inmigrante es bastante fácil, y aceptar cualquier tipo de trabajo también lo es. Esto por supuesto también tiene sus pros y sus contras como el poder levantar la economía Española con toda la mano de obra que necesita con la ayuda de los extranjeros o como contra el que algunos Españoles no encuentren trabajo porque hay muchos extranjeros también buscando trabajo que aceptan unos sueldos mucho menor de lo que un español aceptaría, aunque en esto seguramente es porque hay empresas que se aprovechan de que la ley española no es demasiado estricta y no llegan ni a dar el salario mínimo mensual establecido por la ley.

En mi opinión lo ideal seria algo intermedio entre Japón y España, lo que según Martin, es lo que EEUU tiene. Algo que deje entrar a inmigrantes con ofertas de trabajo con un sueldo decente en cualquier sector pero nunca el dejar entrar por un largo tiempo a extranjeros sin ninguna oferta de trabajo o con sueldos ridiculos.

Vosotros que opináis? Que es lo mejor para un Pais, la política de inmigración de Japón o de España?