En la ciudad de Karube en la Prefectura de Okayama, existe un templo dedicado a la Diosa de los senos Chichigamisama.

Se cree que esta deidad ayuda a tener un buen parto y a producir buenas cantidades de leche materna e incluso a curar el cáncer de mama.

Fue construido en 1678 y es bastante conocido en Japón.

La mayoría de las mujeres japonesas que acuden al santuario oran por un parto seguro, una lactancia abundante o curarse de un cáncer de mama, sin embargo hay quien reza por tener un busto más voluminoso.

Dentro del templo hay como unos senos sobre tablones de madera, en los que los fieles escriben sus peticiones y ruegos con la esperanza que sean oídas por la Diosa.

JaponPop