El pasado 2 de enero fui al palacio imperial japonés (Kokyo) situado en el centro de Tokio. El palacio solo se puede ver por fuera, pero el día del cumpleaños del emperador (día 23 de diciembre) y el día 2 de enero, se hace una excepción y se abren las puertas para que la gente pueda entrar a las instalaciones.
El día 2 de enero a unas horas concretas se puede ver al emperador a la familia imperial como salen al balcón a felicitar el año a los visitantes, por lo que este día se forma unas colas gigantes de gente que quiere ver al emperador y la caminata hasta dicho balcón se hace bastante larga, aunque en realidad solo hay unos pocos metros de distancia, pero andar con tanta gente se hace algo casi imposible.
Cuando la familia imperial sale al balcón, la gente empieza a agitar las banderas de Japón que regalan en las entradas del palacio y empiezan a chillar – ¡ Viva ! -.
Una cosa que impresiona bastante es ver la seguridad que hay en los alrededores del palacio estos días, se pueden ver policías en grupos por todos lados y cacheando a la gente tanto con las manos como con escáner.
A continuación os pongo algunas fotos y un video. Como siempre podéis ver todas las fotos desde aquí.

Puestos de guardia.

Colas para entrar.

Video de la familia imperial.