Todos los Kentucky Fried Chicken de Japón tienen a sus puertas el muñeco de su fundador, el Coronel Sanders.

Actualmente esta figura se ha convertido en todo un icono popular para los japoneses que ya se refieren a ella en tono cariñoso como Ojisan coronel (tío coronel).

Incluso los empleados de los restaurantes visten al Ojisan coronel con diferentes ropajes para celebrar festividades, cambio de estaciones o eventos muy señalados.

Por lo que no es difícil encontrar al Viejo Ojisan Coronel ataviado con Yukatas, policía, samurai, robot o incluso de maido.

JaponPop