Los Ainu son un grupo étnico indígena de Hokkaido  y el norte de Honshu. Son también conocidos como Ezo o Yezo (蝦夷, Ezo o Yezo) en japonés antiguo, y como Utari que es como hoy prefieren ser llamados. Actualmente, hay unos 15.000 japoneses con alguno de sus padres o ambos pertenecientes a esta etnia.

Sus orígenes son muy antiguos y hoy en día se les considera conjuntamente con otras etnias de Siberia, como los primeros grupos pobladores de Asia. Según los hallazgos arqueológicos, llegaron a Hokkaido durante la última glaciación hace más de 18 mil años.

Por otra parte los Ainus tienen características genéticas propias, que demuestran su clara diferenciación de las demás poblaciones contemporáneas de la región.

La cultura tradicional Ainu es muy diferente de la japonesa. A cierta edad los varones dejaban de afeitarse por lo que los hombres más viejos tenían enormes barbas y bigotes. Los hombres y las mujeres se cortaban el pelo de igual forma y en la pubertad, las mujeres se tatuaban la boca, brazos y los órganos genitales con ceniza de corteza de abedul.

Su vestimenta tradicional estaba elaborada con un hilo que se extraia de la corteza del olmo y consistia en una capa  de grandes mangas que llegan casi a los pies. En invierno llevaban pieles de animal con perneras de cuero de ciervo y botas de piel de perro o de salmón. Tanto hombres como a mujeres llevaban pendientes y collares llamados “tamasay.

Cazaban con arco y flechas envenenadas y su alimentación consistía básicamente en carne de ciervo, oso, zorro, lobo, tejón, buey y caballo, así como pescado, cangrejos, ostras, aves, mijo, frutas, verduras, hierbas y raíces. A diferencia de los japoneses no comían el pescado crudo. Para comer usaban palillos y unos utensilios que les servían para apartar el bigote y las mujeres utilizaban unas cucharas de madera.

Habitaban en chozas elaboradas con cañas de una sola ventana y dos puertas, sin habitaciones y con un lugar para el fuego en el centro de la misma. Carecían de chimenea y un agujero en el tejado servia para evacuar el humo.Los Ainus se sentaban y dormían el suelo sobre dos capas de alfombra, una de junco y otra de tela.

Debido a intercambios comerciales, empezaron a tomar un contacto más directo con el resto de los japoneses a partir del siglo XVII. Pero durante la era Meiji, el gobierno japonés elimino al Clan más poderoso de la Isla, los Matsude iniciando así la anexión de Hokkaido y una campaña de aculturación de la población Ainu.

En el Siglo XIX, los Ainu se integraron completamente en Japón pero las relaciones entre las dos culturas eran bastante complicadas, ya que los nativos consideraban que sus tradiciones desaparecían a favor de las japonesas.

Pero en 1973, los Ainus se reunieron en una asamblea para reivindicar los derechos de su pueblo en la nación japonesa. Actualmente cuentan con una participación en el parlamento japonés.

En 2008 el parlamento japonés aprobó por unanimidad una resolución en la que se reconoció a los Ainu como “un pueblo indígena con su propia lengua, religión y cultura” Este reconocimiento, permitirá al Gobierno japonés destinar ayudas en materia de educación y empleo a los miembros de esta etnia.

JaponPop ^_^

Fotos de: kuckibaboo, pinned