Pues mucho me temo que si,  Japón esta actualmente en recesión.

Como algunos de vosotros sabréis, la empresa en la que trabajo esta especializada en ofrecer servicios IT a empresas financieras. Además, después de estar medio año como consultor en Nikko Citigroup, ahora llevo algo mas de medio año de consultor en una empresa de Forex Exchange, por lo que ha hecho que desde hace un año me interese bastante por el mundo financiero y la economía global. No obstante no me considero un experto en el tema y puede ser que este equivocado en algunos temas que tratare a continuación.

Teóricamente, un país entra en recesión cuando el Producto Interior Bruto (PIB) retrocede durante dos trimestres consecutivos. ¿Y que es el PIB? Pues de una manera muy breve y simple de explicarlo, diremos que el PIB es la manera de medir la riqueza de un país, por lo tanto entrar en recensión significa que la riqueza de un país a disminuido durante los últimos dos trimestres.
Dicho esto, hace unas semanas se anuncio que efectivamente Japón había entrado en recesión y que su PIB se había reducido un 12,7% comparado con los resultados del mismo periodo del año anterior.
¿Le esta pasando a Japón lo mismo que le esta pasando a USA y Europa? ¡No!. Japón ya tuvo su gran burbuja entre 1980 y 1990, la llamada aquí en Japón; “Baburu keiki” que significa “Boom de la burbuja economica“. En aquel entonces la especulación inmobiliaria y el valor del Nikkei (La bolsa japonesa) hizo que los japoneses se pensaran que eran extremandamente ricos y gastaban un dineral en fiestas, restaurantes de lujo etc, pero todo esto se acabo a principios de los 90 con el pinchazo de la burbuja. ¿Os resulta esto familiar?.

Durante el periodo de la burbuja japonesa, el valor de una empresa estaba muy ligado al numero de activos en inmuebles que poseía una empresa, por lo que las empresas nada mas hacían que comprar inmuebles para aumentar el valor de su empresa, aumentando así cada vez mas el valor de los inmuebles y el valor de las empresas. En aquel entonces se dice que  Tokyo tenia el mismo valor que todo  EEUU.
La burbuja se acabo cuando en agosto de 1990 el Banco central de Japón decidió aumentar el tipo de interés hasta el 6% para contrarrestar la inflación económica, pero esto llevo a que el índice del Nikkei cayera un 63% en dos años. Debido a que las acciones tenían como garantía los bienes inmuebles, los precios de los inmuebles se desplomaron.
Desde entonces que los precios de los inmuebles en Japón han ido cayendo año tras año y el país ha entrado y salido de recesiones varias veces durante todo este tiempo.

Por lo tanto, los japoneses esta vez ya se tenían la lección muy bien aprendida, y no entraron en el juego de los prestamos de alto riesgo y la especulación inmobiliaria como USA y Europa. Japón sin quererlo, se ha visto envuelta en la crisis mundial por un cumulo de factores.
Debido a la crisis financiera de USA que ya empezó en verano del 2007  (no en el verano pasado como creen algunos), los grandes inversionistas empezaron a verse amenazados con sus inversiones en USA y Europa, por lo que ven a Japón como una zona segura para invertir.
El yen se considera como una moneda refugio ante la volatilidad del Euro y del Dolar.
Los inversionistas piden prestamos en Japón, ya que Japón tiene un tipo de interés cerca de cero.

Todo esto hace que el Yen tenga una gran demanda mundial.  ¿Sabéis que pasa cuando una moneda es muy demandada? Pues lo que pasa es que el valor de la moneda aumenta, y en este caso, el valor del Yen ha aumentado muchisimo durante este ultimo año. ¿Y que pasa si el valor de la moneda aumenta? ¿No es esto bueno? Pues esto depende mucho de si el país es un país importador o exportador. En este caso, por desgracia Japón es una gran potencia exportadora, por lo que todos las empresas japonesas que venden en el extranjero ven reducidos sus ingresos  considerablemente ya que al cambiar todos su ganancias de Euros o Dolares a Yenes, el el valor del Yen hace que al cambio reciban pocos Yenes.
Por ejemplo, en agosto del 2008 un Euro equivalia a 168 yenes, por lo que un coche de la marca Toyota vendido en Europa por 15000 Euros equivalia un ingreso de  2.520.000 Yenes.  Mientras que el mismo coche vendido hoy que el un Euro equivale a 121 Yenes, la empresa Toyota solo ingresaría 1.815.000 Yenes.  Como veis en solo 6 meses, la empresa Toyota ha dejado de ganar 800.000 Yenes por cada coche de 15000Euros.
Durante los últimos años, cuando el Yen bajaba de los 110 Yenes por Dolar, el Banco de Japón (BOJ) hacia intervenciones en el mercado para hacer que el precio del Yen bajara en comparación con el dolar, por lo que las empresas exportadores estaban protegidas de que el Yen subiera demasiado y sus ingresos se vieran afectados, pero con la crisis mundial de ahora, el banco central de Japón no ha podido evitar que esto suceda.

Esta reducción de ingresos tan abismal ha hecho que las exportaciones hayan caído un 13,9% y esto ha hecho que las grandes empresas exportadoras como Toyota, Canon, Honda, Panasonic, Sony etc hayan tenido que hacer recorte de personal, osea, despedir a gente, aunque la mentalidad de empresa japonesa hace que los despidos sean mucho mas moderados de lo que seria en el caso de ser una empresa extranjera, ya que en la empresas japonesas están consideradas como familias y ser despedido de una empresa japonesa es realmente difícil.

Hace poco se anunciaba que en Japón el paro había pasado la critica cifra del 4%, teniendo un 4,4% de la población en paro. Esto para los japoneses es algo impermitible y se le esta dando mucha importancia, pero esta cifra esta por debajo de la media Europea y muy lejos del 10% de desempleo de España.

A todo esto tenemos que añadirle que cuando un país esta en recesión, lo primero que dejan de consumir sus habitantes son productos que no son de primera necesidad y como hemos dicho Japón es un país exportador, pero sobre todo exporta alta tecnología y la tecnología es una de las primeras cosas que los ciudadanos en países en recesión dejan de consumir, por lo tanto si USA y Europa esta en recepción, estos países van a dejar de consumir tanta tecnología como consumía antes, por lo que Japón se ve afectada por un descenso en las ventas en el extranjero, y las pocas ventas que tiene se ven afectadas por el cambio del Yen como hemos visto anteriormente.

Dicho todo esto, mi opinión es que Japón esta en recesión, al igual que ha estado muchas otras veces durante la ultima década pero aun así esta mucho mejor que USA o muchos países de Europa.