Siguiendo con las aventuras de mis viajes de verano, hoy os voy a contar como me fueron las cosas por España.

Nuestro avión llego directamente a Madrid, ciudad a la que nunca habia esta aun y la que no se porque pensaba que no me gustaría, pero la verdad es que me gusto bastante.
Nos alojamos en casa de un amigo, bastante cerca del centro, así que le metro prácticamente no lo tocamos.

Me imaginaba que Madrid seria algo caro, pero la verdad es que lo encontré todo súper barato, así que nos pasamos los tres días en Madrid comiendo y bebiendo a parte de hacer las paradas turisticas obligatorias.
También aproveche mi estancia en Madrid para visitas a 3 amigos que había conocido en Tokyo y a otra amiga mía de hace muchos años.

Lo único que no me gusto de Madrid es que había gente pidiendo por todos lados, por lo demás estuvo todo genial.