En Japón, en la gran mayoría de los Onsen (baño típico japonés) no dejan entrar con tattoos.
En principio esto viene porque los Yakuzas (mafia japonesa) llevan muchos tattoos, y la gente pude confundir a alguien con tatuajes con un Yakuza y entrarles miedo de bañarse en el mismo onsen.
Esto yo lo sabia desde hace muchisimo tiempo, pero siempre me entraba la duda en que pasaba si llevas un pequeño tatuaje por lo que se ve claro que no eres un Yakuza. El fin de semana pasada encontré mi respuesta al ver un cartel de un parque acuático en Tokyo donde ponía “No tattoo”, acompañado de dos fotos, una con un chico con la espalda toda tatuada y otra de una chica con un pequeño tatoo en el brazo. Además, venia acompañado con el texto:

“Sera prohibida la entrada a la piscina Yumiuri Land Wai a personas con tatuajes (incluidas las imitaciones). Además se devolverá el dinero después de ser negada la entrada.”