El tema de los prestamos en Japón es un tema delicado, y que a pesar de que estos últimos meses hemos estado mirándolo mucho para comprar un piso, el pedir un préstamo hace que salgan muchisimas palabras nuevas en japones que jamas había escuchado, así que puede ser que se me hayan escapado algunos detalles que solo Ayumi ha comprendido al 100%.

Muchos han comentado que es muy difícil que le den un préstamo a un extranjero, pero esto no es verdad, aunque no es tan fácil como ser japones. Para que un extranjero pueda pedir un préstamo tiene que estar trabajando en Japón entre 6 y 12 meses (dependiendo del banco) como mínimo, que el banco vea que con tu salario puedes pagar el préstamo sin problemas (entre un 20 y 35% del salario) y que tengas ahorrado, el 20% del valor de la vivienda que quieres comprar. Lo que mas varía con respecto a que pida un préstamo un japonés es que un japones puede pedir un préstamo sin necesidad de tener el 20% del valor de la vivienda, simplemente teniendo 1 millón de yenes ahorrado para pagar todas las tasas de adquisición de una vivienda nueva. El tiempo que lleva trabajando una persona en la empresa también varía mucho dependiendo de la empresa. En el caso de Ayumi, no le pusieron ninguna pega cuando vieron que trabajaba en Transcosmos, una empresa bastante conocida en Japón.
En el caso de estar casado con alguien de nacionalidad japonesa, como es mi caso, lo que se puede hacer también es que la persona japonesa pide el préstamo como persona principal para que el prestamos sea mas fácil de conseguir, y la persona extranjera se pone como soporte económico a la persona japonesa, y así el dinero que se puede conseguir con el préstamo es mayor.

En cuanto a los tipos de interés, Japón tiene bastantes misterios. Si una persona pide un préstamo por su cuenta, a interés variable, el tipo de interés esta en un 2,25% aproximadamente, pero si lo pide mediante una gran inmobiliaria, las inmobiliarias pueden conseguir hasta un 1,2% de descuente en el tipo de interés de por vida, por lo que se puede quedar en un 1,05%.
Además de estos planes de tipo de interés, hay otros planes(como en casi todos los países) en los que eliges el numero de años que quieres estar pagando intereses fijos y después de esos años el interés pasa a ser variable, teniendo un incremento porcentual durante todos los años que tienes el préstamo a tipo de interés fijo.
Por ejemplo, en nuestro caso, la empresa que nos vendió el piso es una inmobiliaria muy grande, por lo que nos ha conseguido un descuento de un 1,2% en el tipo de interés de por vida, y hemos elegido un tipo de interés fijo a 10 años, siendo el prestamos de 35 años, y se nos ha quedado el tipo de interés en 2,25% durante esos 10 primeros años, y pasados esos primeros años sera el tipo de interés que este por esas fechas menos el 1,25%.
El 2,25% que pagaremos los 10 primeros años coincide con el tipo de interés que hay en realidad ahora, pero esto no tiene nada que ver, ya que esto ha salido del 3,5% que salia en verdad el interés por ponerlo a plazo fijo durante 10 años menos el 1,25% de rebaja que te consigue la inmobiliaria.

Actualización: Si se compra un piso de segunda mano por medio de una inmobiliaria, a la inmobiliaria hay que pagarle el 5% del valor del piso aproximadamente.
Si se quiere comprar un piso nuevo en vez de un piso de segunda mano, el banco da mas dinero de préstamo que si fuera de segunda mano.