A partir del día 23 de noviembre de este mismo año, todos los extranjeros que aterricen en un aeropuerto japones deberán pasar un control donde se toman las huellas digitales de los visitantes y una foto de estos. El proceso parece ser muy rápido, y esta hecho para evitar actos terroristas en Japón.
Las personas menores de 16 años, los extranjeros con visado permanente y algunas excepciones mas no especificadas al momento no deberán de someterse a dichos controles.

Si alguien se niega  ha hacerse estos controles, simplemente se le impedira entrar en Japón y sera enviado a su país de origen.

En la misma página del Ministerio de inmigración, se puede ver la noticia y un vídeo en chino, koreano e ingles donde explica el procedimiento a seguir y el porque. En el mismo vídeo se pueden ver que pretenden evitar antentados como los del 11-S en EEUU o los del 11-M de España.

Recordar que en EEUU ya hace muchos años que se emplea este método para poder entrar en su país.