Después de muchas horas por los aeropuertos y cambiando de transporte, por fin estoy en Tokio de nuevo.

Ayer, a las 6 de la madrugada cuando me disponía a coger el vuelo en Valencia, estaba lloviendo muchisimo, y los del aeropuerto de Valencia, “como son tan apañados”, nos llevaron en autobus desde la terminal hasta el medio de la pista donde estaba el avión, pero desde el autobus hasta el avión había que correr para no mojarse.
Después de este percance, como visteis en el post de ayer, me pegue un buen rato esperando en Italia y por fin he llegado esta mañana a Tokio.
Cuando el avión aterriza en Tokio, hay que ir a unas ventanillas a mostrar el pasaporte, pero estas ventanillas están separadas en dos colas, una para extranjeros y otra para japoneses. A los extranjeros les suelen hacer algunas preguntas como donde se va a alojar, el motivo de la visita etc. Las personas que tienen el permiso de reentrada como en mi casa, tienen que hacer la cola en la misma cola que los japoneses, pero en las ventanillas solo pone “para japoneses”, así que cuando estaba haciendo cola, el japones que tenia detrás me ha dicho – oye, esta cola es solo para japoneses -, a lo que he contestado – Si, es que soy japones -. El pobre japones se ha quedado a cuadros y ya no me ha dicho nada mas. La verdad es que esta cola es una ventaja, ya que va muchisimo mas rápida que la de los extranjeros, ya que a los japoneses no les hacen preguntas.

Cuando porfin he pasado todos los controles he comprado un ticket de autobus para ir hasta Shinjuku por 3000 yenes(21€), porque aunque esta la opción de ir hasta Tokyo en tren por un precio algo mas barato, no me apetecía la opcion de tener que cambiar por lo menos 3 veces de tren para llegar a la estación mas cercana de donde vivo, así que para mi el coger el autobus, aunque es mas cara, es la mas cómoda.
Una vez en Shinjuku he tenido que coger un tren hasta la estación de Fuchu, que es la estación mas cercana a mi casa, y por ultimo en Fuchu he cogido un Taxi hasta casa, así que como vereis, hoy solo me ha faltado subir en barco.

avión

Lloviendo antes de subir al avión.