Este si que fue un día movido, aunque en realidad todo empezó la noche antes.
La noche anterior aparque el coche casi a la 1.00am en la calle, en un hueco que supuestamente no se podia aparcar, aunque no tenia muy claro porque no se podía ya que en toda la calle había lineas para aparcar los coches menos en esta plaza. No lo tenia muy claro pero como al día siguiente íbamos a levantarnos a las 6.00am para ir hasta el norte a nadar con los tiburones pues decidí dejarlo allí unas horas.

A la mañana siguiente no nos despertamos a las 6.00am si no a las 10.00. Había puesto el despertador mal! Nos levantamos corriendo y fuimos a por el coche a ver si podíamos llegar al norte antes de la 13.00 y coger el ultimo barco para ver los tiburones.
Cuando llegamos donde estaba el coches pues… No había coche! Tuve que ir hasta donde habíamos alquilado el coche para saber que teníamos que hacer. Los de la casa de alquiler de coches llamaron a la policía y encontraron en uno de sus depósitos el coche.
Se habían llevado el coche porque estaba aparcado delante de una boca de agua la cual tiene que ser usada por los bomberos en caso de incendio.
Vamos, que la final me toco coger un autobús y un taxi para llegar donde estaba el deposito de la policía, pagar $180 y darle toda mi documentacion a la policía para que me pudiera llevar el coche. Todo una ruina de mañana. Había perdido toda la mañana por ir a recoger el coche, había perdido $180 de multa mas $109 por el curso con los tiburones que ya había pagado por adelantado y que no pude hacer. Además tampoco pude surfear en el norte que es lo que tenia pensado hacer esa mañana ya que para las horas que eran ya no valía la pena ir tan lejos solo para surfear cuando aun teníamos muchas cosas por ver.

Después de todo esto arreglado visitamos el palacio de Iolani para ver la estatua del rey Kamehameha y nos pusimos a mil con rumbo a Pearl Harbor.
Este museo era mucho mas grande de lo que nos pensábamos aunque era muy interesante, ya que podía entrar por dentro de submarinos reales y barcos de batalla como el USS Arizona. Como íbamos muy mal de tiempo al final nos fuimos de este museo sin llegar a verlo todo, nuestra próxima parada era Diamond head.

Cuando llegamos a Diamond head empezamos a subir hasta la cima rapidísimo pensando que nos iba a costar mucho tiempo, pero para nuestra sorpresa llegamos a la cima en menos de 30 minutos, hicimos unas cuantas fotos y volvimos igual de rápidos.

Con tantas prisas se nos había olvidado comer, pero ya era hora de la cena, así que volvimos hasta Waikiki para cenar en un restaurante muy recomendado en las guias llamado The cheesecacke factory.

La verdad es que la comida estaba bastante bueno aunque la especialidad de la casa con las tartas de queso, donde tienen unas 30 tartas de queso diferente.

Como ya nos íbamos de vuelta a Tokyo al día siguiente decidimos ir de compras por Waikiki donde por casualidad acabamos en una escuela de tiro pegando tiros con armas reales y viendo la estatua del Duke Kahanamoku. Lo de disparar con un revolver y con una beretta me encanto, nunca había probado el disparar con armas reales y la verdad es que no me imaginaba que hicieran tantísimo ruido.

Para finalizar solo nos quedaba coger el coche de nuevo e ir hasta la cima de Tantalus, desde donde se puede ver toda la ciudad de Honolulu.