Este era nuestro ultimo día en Hawaii y teniamos que coger un vuelo por la tarde, pero no por eso íbamos a perder el día.

Nuestro quinto día y aun no habíamos hecho surfing por los problemas con el coche del día anterior, así que en nuestro quinto día, nos levantamos temprano y estuvimos dos horas haciendo surfing y standing paddle en la playa de Waikiki que estaba a pocos minutos andando de nuestro hotel.

La playa de Waikiki no es de las mejores para hacer surf, pero ya que no teníamos mucho tiempo para ir hasta el norte, no teníamos mas remedio que hacer surf aquí.
Las olas están muy adentro y venían de forma muy distinta de como vienen en Japón o Australia, es decir, venia una sesión de dos o tres olas y despues el mar estaba completamente calmado por unos 10 minutos hasta que venia la siguiente sesion de olas, así que no pude disfrutar demasiado del surfing pero de lo que si que disfrute mucho fue del stanging paddle que es simplemente ponerse de pie en una tabla parecida a la de surf pero algo mas grande para tener mas estabilidad e ir remando buscando las olas.

Cuando terminamos con el surf, hicimos algunas comprar mas de ultima hora y nos fuimos a comer con nuestros amigos que viven en Hawaii a un restaurante llamado Ono Hawaian food, que es uno de los pocos restaurantes en Hawaii que cocinan comida 100% local y es considerado el mejor restaurante de comida Hawaiana de Honolulu.
Algunas cosas de las que comimos fueron: Haupia, Lomi salmon, Lau lau, Tako poke, Poi, Kalua pig y Chicken long rice soup. Lo único que no me gusto fue el Poi, todo lo demás estaba realmente bueno, en especial el cerdo Kalua.

Cuando terminamos de comer nos fuimos al hotel, donde teníamos que estar a las 15.00 para que vinieran a recogernos los de HIS. Como al venir, nosotros estábamos esperando que viniera a recogernos un autobus, pero cual fue nuestra sorpresa al ver entrar a un hombre preguntándonos nuestros nombres e indicándonos que nos metiéramos en una limusina. Pues si, solo eramos dos para ir hasta el aeropuerto y mandaron a una limusina a que viniera a recogernos, así que tuvimos toda una limusina para nosotros solos hasta el aeropuerto.

Cuando salimos de Tokyo os conté que salimos un jueves por la noche y llegamos a Hawaii el jueves al medio día, pues bien esto había que pagarlo con la vuelta, así que que salimos un martes por la tarde desde Hawaii y llegamos a Tokyo el miércoles por la noche, así es como pasamos el sexto día, todo el día en el avión. Es lo que tiene lo de 18 horas de diferencia horaria.